buena relación con la comida sana

Señales de una buena relación con la comida

El campo de la alimentación tiene un gran peso cuando hablamos de estilo de vida saludable. Sin embargo, más allá de contar o no con una dieta determinada, sentirnos satisfechos en todo lo que rodea a este aspecto es fundamental. Y es que, si llevamos a cabo una dieta estricta adaptada a unos objetivos determinados, pero esta nos hace sentir poco enérgicos, no disfrutamos con los alimentos o no nos sacia… poco nos está ayudando. Ahora bien, cuando nos sentimos motivados, fuertes, vitales e interesados por lo que envuelve a nuestra alimentación, las cosas se ven de otra manera. Hoy te contamos 6 señales de una buena relación con la comida. ¿Con cuántas de ellas te identificas?

Cuando hablamos de una buena relación con la comida, nos referimos a cómo nos sentimos en este ámbito. Puedes preguntarte si pensar en la hora de comer te genera frustración o motivación, si sientes remordimientos o te permites la libertad de recurrir a alguna que otra tentación de vez en cuando, si finalizas tus comidas relajado o te planteas si te has excedido en las calorías, etc. Son muchas y muy diversas las señales que te pueden dar pistas acerca de tu nivel de satisfacción en el ámbito nutricional.

6 Señales de una buena relación con la comida

A continuación, detallamos 6 señales de una buena relación con la comida. ¿Con cuántas de ellas te identificas?

  1. No sientes con frecuencia la necesidad de recurrir a caprichos, como bollería industrial y otros ultraprocesados.
  2. No tienes episodios de restricción de alimentos o de atracones descontrolados.
  3. Tienes una vida social plena y disfrutas de comer o cenar fuera sin remordimientos.
  4. No escondes alimentos o los tiras a la basura para evitar comerlos.
  5. No restringes injustificadamente ciertos alimentos por el efecto que «supuestamente» tendrán sobre tu cuerpo.
  6. No te culpas cuando comes algo que no estaba reflejado en tu plan nutricional.

Si cumples con la mayoría de estas señales, o con todas, tu relación con la comida es buena y, en consecuencia, seguro que te sientes bien y tranquilo. Si, por el contrario, te ves identificado con las opuestas a estas afirmaciones, tal vez sea el momento de revisarlo. Acudir a un profesional dietista-nutricionista puede ser la mejor inversión que hagas en ti. Muchas personas sienten que su vida cambia cuando aprenden a comer y a gestionar sus emociones de forma que estas no busquen una salida mediante la comida.

Una mala relación con la comida perjudica la salud

¿Cómo puedes saber si, más allá de estas seis señales, tienes una mala relación con la comida? Analiza tus comportamientos y emociones y podrás descubrir aspectos de ti que tal vez no estabas teniendo en cuenta:

  • Si a menudo sientes culpa cuando comes.
  • Incluso en celebraciones y fechas señaladas comes menos que el resto, no porque no quieras más, sino porque crees que no será bueno para ti y tu estado físico.
  • Revisas con frecuencia tu peso para ver si se ha alterado.
  • Cuentas calorías, comes de manera extrema (mucho o nada), eres extremista con tus propias reglas.
  • No haces caso a las señales de tu cuerpo que indican que cuentas con poca energía, que tienes hambre, que te apetece un alimento en concreto.

Como puedes observar, estas otras señales no son saludables tanto en el marco físico como en el mental. En el equilibrio está la clave y saber actuar con disciplina y autocontrol es necesario, pero también con libertad, responsabilidad y lógica.

¿Cómo puedes mejorar tu relación con la comida?

La primera recomendación es que, si llevas tiempo intentándolo por tus propios medios y no lo logras, siempre será una idea excelente recurrir a un profesional de la nutrición-dietética, así como de la psicología, si fuera necesario. Detrás de estos comportamientos, generalmente, puede haber algún conflicto sin resolver.

Por otro lado, toma conciencia de lo que comes, pero no desde la crítica, sino desde el amor hacia tu cuerpo: ¿estás comiendo de manera adecuada y nutritiva?, ¿estás contribuyendo a tu buena salud? Otra recomendación es que aprendas a diferenciar entre hambre y ansiedad, aunque te parezca que tienen las mismas características, no es así.

Olvídate de comportamientos extremos o de propósitos radicales e inmediatos. La mejor idea es ir adquiriendo hábitos de manera respetuosa y progresiva, integrándolos adecuadamente y permitiendo que sean sostenibles a largo plazo. Convierte el momento de comer en un ritual, en el que disfrutar de sabores, aromas, texturas, combinaciones novedosas…

Entrena Virtual está contigo

Tanto el entrenamiento como la alimentación son fundamentales para una buena calidad de vida. Como en Entrena Virtual queremos ponértelo lo más fácil posible, en nuestro apartado de nutrición te ofrecemos un menú diario para complementar tu rutina de entrenamiento. Debes saber, no obstante, que, para obtener un plan nutricional adaptado a ti, deberás contar con un nutricionista que evalúe tu caso concreto. Si todavía no eres socio de la plataforma, ¡prueba 5 días GRATIS!

Sigue leyendo sobre Nutrición

¿Qué comer antes de entrenar?

Entrenamiento y nutrición son dos campos imprescindibles en un estilo de vida saludable. Ambos deben ir de la mano en el cuidado de la salud, tanto física como mental, así como en el logro de cualquier objetivo físico. Es por ello que resulta fundamental personalizar...

Buenos procesados: ¿mito o realidad?

Cada vez hay más información acerca de la importancia de cuidarse y de gozar de un estilo de vida saludable. Esto, aunque es una buenísima noticia, ya que permite que muchas personas tengan la oportunidad de tomar conciencia de su cuerpo y su salud, puede resultar un...

Lo que debes saber sobre las dietas milagro

Conseguir mantenerse en el peso adecuado es importante, no solo por una cuestión estética, sino porque es un factor muy significativo para preservar una óptima salud. Sin embargo, no todo vale para lograrlo, pues muchas veces en el camino hacia el objetivo se puede...

Tu mejor tú