dolor de espalda

Cómo prevenir el dolor de espalda por sedentarismo

Además de disponer de una rutina de entrenamiento, estar activos en el día a día es fundamental para preservar una óptima salud. Y es que una vida sedentaria nos perjudica enormemente a todos los niveles. Ya sabes, por muy tentador que sea a veces pasar el día en el sofá, debemos evitar que esto se convierta en un hábito. En el post de hoy vamos a ver algunos tips para prevenir el dolor de espalda por sedentarismo, molestia muy relacionada con la falta de movimiento. ¡Sigue leyendo!

En la actualidad se dan muchas circunstancias que, si no tenemos en cuenta, pueden propiciar determinadas consecuencias negativas. Un ejemplo de ello es pasar mucho tiempo sentados. No es raro entonces que gran cantidad de las personas que trabajan sentados durante su jornada experimenten dolor de espalda en las distintas regiones. Aunque no podamos evitar pasar tantas horas en la misma posición, sí que hay algunas medidas que podemos adoptar para prevenir el dolor de espalda, así como otros efectos negativos del sedentarismo en nuestro cuerpo.

Prevenir el dolor de espalda por sedentarismo, ¿cómo lograrlo?

Hay estudios que sitúan al sedentarismo como una de las principales causas del dolor de espalda. Este puede variar de menor a mayor grado; sin embargo, hay ocasiones en las que puede ser tan incapacitante que acabe convirtiéndose en un motivo de absentismo laboral. De esta manera, el dolor de espalda llega a impedir el normal desarrollo de la vida cotidiana con comodidad y normalidad.

Pero este no es el único efecto negativo del sedentarismo sobre nuestro cuerpo; la reducción de la masa muscular y de fuerza, los problemas posturales y dolencias asociadas, el aumento de peso, el aumento del riesgo de sufrir problemas de salud, etc., son otras de las consecuencias que pueden darse.

Prestar atención a nuestros hábitos es fundamental para mejorar la calidad de vida. Vamos con algunos tips para prevenir el dolor de espalda que realmente funcionan:

Actividad diaria

Como ya hemos dicho, la actividad física es primordial. No debes conformarte solo con entrenar y creer que ya está todo hecho. Suma pasos, añade movimiento y tu cuerpo lo agradecerá. Ese paseo hacia la parada de autobús o el que haces desde el aparcamiento del coche al trabajo, los tramos de escaleras que decides subir o bajar en lugar de optar por el ascensor, el simple hecho de levantarte cada cierto tiempo del escritorio para caminar y movilizar tu cuerpo… Todo ello suma en actividad y es muy beneficioso para ti.

Por otro lado, no debes subestimar el poder de los descansos activos. En ocasiones sentimos que necesitamos despejarnos y desconectar, pero esto no tiene por qué llevarnos directamente al sofá. Podemos decantarnos por dar un paseo por la playa o montaña, coger la bici o los patines, hacer una práctica de yoga, etc. Todas estas actividades que apuestan por el movimiento, pero no requieren un esfuerzo de intensidad, son muy positivos.

Sesión de estiramientos

Otra de las propuestas que te hacemos y que supondrán un antes y un después si sufres dolor de espalda, o empiezas a sentir unas sutiles molestias, es estirar. Los estiramientos relajan la musculatura, liberan tensión acumulada y devuelven poco a poco la elasticidad. No es raro sentir que tras unas sesiones de estiramientos nuestro cuerpo se va «colocando» en su sitio; nos movemos con más comodidad, con menos limitaciones y sin dolor.

Trabajar la flexibilidad proporciona juventud y nos ayuda a vivir con una mayor calidad de vida e independencia por más tiempo. No lo pienses y la próxima vez que tengas ocasión, túmbate sobre tu esterilla y escucha tu cuerpo, él te guiará.

Reducción del estrés

El estrés es muchas veces la causa de contracturas y de la acumulación de tensión en la musculatura, además de influir negativamente en la salud general, tanto a nivel físico como mental. Por ello, si detectamos que vivimos en un estado de estrés elevado y prolongado en el tiempo, es importante actuar. ¿Cómo? Realizando actividades cuerpo-mente (yoga, pilates, Tai Chi, meditación, estiramientos…), dedicando tiempo a actividades que nos hacen disfrutar, optando siempre por el deporte y el movimiento para liberar estrés y promover la calma, etc.

Ahora que ya conoces estos tips para reducir el dolor de espalda por sedentarismo, toma nota: en Entrena Virtual encontrarás un lugar que te conducirá directamente a un estado de bienestar total. Accederás a multitud de actividades que podrás desarrollar cuando quieras y donde quieras, con independencia de tu edad, condición física, horario o material disponible. Suscríbete a la plataforma y prueba 5 días gratis. ¡A por todas!

Sigue leyendo sobre Consejos

Yoga para aliviar el dolor menstrual

Cada mujer experimenta los días de regla de una forma diferente. Algunas apenas notan molestias mientras que otras, en cambio, sienten cierta incapacidad para afrontar la rutina con normalidad. Desde Entrena Virtual siempre te recomendaremos el movimiento, adaptándolo...

Principiante en el gimnasio, ¿por dónde empezar?

Dar el primer paso hacia un estilo de vida más saludable siempre es una buena decisión. No obstante, esto no hace que sea fácil. Para algunas personas resulta un verdadero reto introducir el hábito de entrenamiento y no solo por falta de voluntad. Es posible tener...

Material básico para entrenar en casa

Por si a estas alturas todavía no lo sabes, entrenar en casa es una opción excelente para muchas personas que desean hacerlo desde la comodidad de su hogar, con todo lo que eso conlleva y que te vamos a contar en este post. Pero, además, no es necesario montar un...

Tu mejor tú