hacer ejercicio desde cero

Tips para hacer ejercicio desde cero

Cada vez hay una mayor conciencia de la necesidad de entrenar y mantenerse activos para preservar una óptima salud. Si eres una persona con este hábito superintegrado, seguro que ya no puedes prescindir de él… ¡y eso es genial! Por otro lado, si solías entrenar, pero ya no lo haces, es posible que con frecuencia te plantees volver a construir un plan de entrenamiento, ¡te recomendamos que dejes de pensarlo y pases a la acción! Pero si eres completamente novato o novata y te da miedo e inseguridad dar el primer paso, sigue leyendo, porque te contamos algunos tips para empezar a hacer ejercicio desde cero. ¡Tenemos lo que necesitas!

Hay muchas razones por las que una persona puede estar evitando o posponiendo la práctica de ejercicio físico. Y es que cada uno afronta este reto con unas circunstancias, necesidades, gustos y creencias propias. Por eso, más que juzgarnos a nosotros mismos o al de al lado, es importante ser conscientes de las herramientas con las que contamos y empezar a trabajar para cumplir el objetivo.

Es muy sencillo, si nos lo proponemos, encontrar excusas para desplazar el hábito de entrenar. Por ello es conveniente tener muy presente nuestro deseo de mejorar la salud, encontrarnos con un mayor bienestar e incrementar la calidad de vida. ¿Eso es lo que quieres? Pues descubre estos tips para hacer ejercicio desde cero. ¡Es tu momento!

hacer ejercicio desde cero

Tips para hacer ejercicio desde cero, ¡tenemos lo que necesitas!

Vamos a darte a continuación una serie de consejos que pueden suponer un impulso a la hora de afrontar el inicio a la práctica deportiva, ¡aunque seas completamente principiante! Vamos allá:

Reconócete como principiante y acéptate

Muchas veces la inseguridad viene ante el temor de mostrarnos tal y como somos, como si «ser nuevo en algo» fuera malo o razón para avergonzarse. En el campo del entrenamiento, como ocurre en cualquier otro, hay personas más experimentadas que otras; y algunas totalmente nuevas que se han dado la oportunidad de dar un cambio a su vida. ¡Y es maravilloso! Nunca es tarde para empezar y en el mundo de la actividad física todavía menos. Y es que siempre es un buen momento, con independencia de la experiencia previa o la edad, para dar el paso hacia una mejora del estilo de vida y, en consecuencia, del bienestar diario.

Por todo ello, reconócete con orgullo como «principiante»; siente la satisfacción de quien hace algo bueno por sí mismo y trata de asimilar nuevos conceptos, conocer tu cuerpo y disfrutar de los progresos, por pequeños y graduales que sean. ¡Enhorabuena!, porque estás a punto de quererte un poco más cada día.

Busca cambios progresivos

Nada que merezca la pena llega de repente, de un día para otro, sin esfuerzo ni constancia. En cuestión de entrenamiento tampoco. Ya te hemos recomendado que te consideres como un principiante orgulloso, ahora toca afrontar la práctica con humildad. No cargues más peso del que debes, no quieras saltarte los pasos previos para ir acorde con el entorno, no pases por alto las señales de tu cuerpo, etc. De lo contrario, es probable que te frustres, te lesiones o creas que entrenar no va contigo. Trata de seguir tu propio proceso, celebrar tus avances y prestar mucha atención a la técnica. Aprender la base te permitirá construir una estructura resistente, que sostenga todo lo que venga por delante.

Rodéate de profesionales

Ya entrenes en casa, en el gym o en cualquier otro centro deportivo, con entrenadores personales… asegúrate de que el contexto sea lo más profesional posible. Que te orienten adecuadamente, que te motiven y entiendan tu proceso de manera adaptada. Es importante que te nutras de toda la información posible en cuestión de técnica antes de querer hacer más y más. Por ello, busca el lugar que más flexibilidad te permita para que de este modo puedas organizarte siempre desde la profesionalidad. Cuando empieces a ver cambios en tu cuerpo y tu ánimo, todo ello sin dolor (más allá de las agujetas) y sin ponerte en riesgo, habrás encontrado lo que necesitas.

hacer ejercicio desde cero

Programa INICIACIÓN en Entrena Virtual

En Entrena Virtual queremos que nos sientas cerca, por eso te acompañamos allá donde vayas, en cualquier momento y lugar. Nuestros contenidos están preparados para adaptarse a ti, con independencia de tu disponibilidad horaria, gustos, objetivos y experiencia previa. Nuestro equipo de profesionales en cada materia te acompañará a través de la pantalla. Y si vas a empezar a hacer ejercicio físico desde cero, no podemos dejar de recomendarte el Programa INICIACIÓN, donde perfeccionarás la técnica necesaria para abordar tu entrenamiento de una manera segura y motivadora.

Este Programa INICIACIÓN consiste en entrenar durante cuatro semanas para una puesta a punto efectiva: las dos primeras semanas son tres entrenamientos semanales; las dos últimas semanas son cuatro entrenamientos. No pases la oportunidad de acercarte a tu mejor versión y hacer realidad los objetivos que tanto deseas. Suscríbete a la plataforma y prueba 5 días gratis, indaga y descubre la apasionante experiencia deportiva que ponemos ante ti.

Sigue leyendo sobre Consejos

Rutina semanal de entrenamiento con Entrena Virtual

Si algo tenemos claro, es que entrenar es para todos. Ahora bien, no todos tenemos las mismas circunstancias, gustos y objetivos. Por eso, adaptar la actividad, la frecuencia y los métodos a las necesidades individuales es esencial para lograr la adherencia necesaria....

Tips para aliviar las agujetas y seguir entrenando

Especialmente si has retomado la actividad física después de un tiempo de inactividad, es posible que estés experimentando dolor en tu cuerpo tras las sesiones. También si entrenas a una intensidad más elevada de la habitual o si has trabajado una zona muscular que no...

El secreto del éxito está en la actitud, ¡sin excusas!

Si alguna vez te has planteado un objetivo y a día de hoy todavía te lamentas por no haberlo logrado, deja de hacerlo. No hay una única oportunidad para conseguir aquello que de verdad queremos, pues cada error es un nuevo aprendizaje que, lejos de hacernos fracasar,...

Tu mejor tú