mitos sobre meditación

Mitos sobre meditación que debes conocer

Cada vez es mayor el interés de algunas personas por meditar y sumergirse en esta apasionante práctica. Hay quienes buscan en ella una forma de calmar su interior y equilibrar las emociones; también una herramienta para afrontar con templanza el día a día; o, simplemente, un momento de desconexión y autocuidado, de desarrollo y atención a la conciencia. Y es que permanecer en el momento presente tiene grandes beneficios, por lo que es el objeto de estudio y entrenamiento de cantidad de personas. Sin embargo, existen muchos mitos sobre meditación que en algunos casos ofrece una imagen errónea a quienes no están informados en profundidad. ¡Te los contemos!

En la actualidad, el estrés forma parte del día a día de muchas personas y a veces se interpreta socialmente como un síntoma de éxito. Aquellos más estresados por sus ocupaciones parecen ser personas capaces de abarcar muchas tareas entre reuniones, informes, correos, encuentros, obligaciones… Pero lo cierto es que el estrés, lejos de ser atractivo, es muy perjudicial para la salud. Y es que repercute negativamente en muchos de los procesos normales del organismo, generando malestar y siendo foco de dolencias y enfermedades a corto, medio y largo plazo.

Un nivel elevado de estrés sostenido en el tiempo es un billete hacia el desgaste de la salud y por suerte esta idea cada vez está calando más en la sociedad, que busca herramientas para sentirse bien y en armonía. Es aquí cuando la meditación cobra protagonismo, ya que es el recurso estrella para lograr la paz.

Si meditas desde hace tiempo, seguramente sonrías al leer algunos de estos mitos tan populares. Si, por el contrario, tienes cierto interés por la meditación, pero aún no has dado el paso, te resultarán familiares algunas asociaciones a la práctica y tal vez hasta las creías. Descúbrelas para romper ciertas barreras que quizá te estaban impidiendo probar.

Mitos sobre meditación ¿tú también los creías?

La meditación presenta infinidad de beneficios cuando es entendida como lo que es y no como una utopía capaz de arreglar todos los conflictos a nuestro alrededor por arte de magia. Merece la pena, sin duda, intentarlo, pero siempre sabiendo en qué consiste.

Aquí van algunos mitos sobre meditación más populares:

Dejar la mente en blanco

Este es el mito sobre meditación por excelencia y una de las asociaciones más populares. Quizá alguna vez has escuchado esto y te hayas forzado a dejar de pensar, creyendo que meditar consiste en esto. Es probable que te hayas sentado en la posición de loto, cerrado los ojos y luchado por hacer desaparecer a la fuerza todo lo que ronda en tu mente. Pues bien, debes saber que no es posible dejar de pensar ni tampoco hay por qué pretenderlo. La mente genera pensamientos naturalmente y no hay necesidad de apagarlos para nada. ¡Podríamos estar toda la vida intentándolo!

La meditación consiste en trabajar la atención. Lo que debemos buscar, de manera pausada y progresiva con el paso del tiempo, es atender a lo que ocurre en nuestro interior: descubrir si tus pensamientos son agradables o desagradables, cómo te hacen sentir, que síntomas físicos te generan… No te confundas, ¡aprender a meditar requiere práctica y autodescubrimiento!, por lo que identificar qué hay dentro en lugar de pretender apagarlo es un muy buen comienzo. Forzarse a dejar la mente en blanco, por el contrario, no te llevará al destino deseado.

Escapar de la realidad

Meditar no hará desaparecer de un plumazo las circunstancias que te están ocasionando malestar. Estas, tras la meditación, seguirán ahí. Por ello, meditar para evadirse o huir de la realidad no es el camino. Y claro que puede ser refugio en un momento dado, pero no te ayudará a escapar de una realidad que no te satisface.

Por el contrario, bajo disciplina y de una manera progresiva, sí que te hará evolucionar en tu manera de enfrentar la vida y a transformar tu actitud frente a ella. Es de esta manera como la meditación sana y libera, mediante la aceptación y la capacidad de asumir que no podemos tener todo bajo control, que a veces es necesario confiar, fluir y escuchar.

Sentarse a reflexionar

Dedicar un tiempo en el día a día a sentarse cómodamente y respirar mientras reflexionamos acerca del día, de nuestras inquietudes y propósitos es maravillosos y muy acertado. Es una excelente forma de autocuidado. No obstante, no es lo mismo que meditar. Es otro de los grandes mitos sobre meditación: creer que significa reflexionar, relajarse o descansar en silencio. Meditar es asumir los miedos, la vulnerabilidad y la presencia. Significa redescubrirse y observar qué sucede sin forzarlo, de manera natural. Es limpiarnos de prejuicios hacia nosotros mismos y hacia el entorno. Es empoderarse y aumentar el bienestar de manera significativa con el paso del tiempo.

Si ahora que conoces estos mitos sobre meditación deseas intentarlo, pero no sabes por dónde empezar, debes saber que Entrena Virtual puede ayudarte. En la plataforma encontrarás diversidad de clases para reducir el estrés y promover un estado de calma. Además, tenemos para ti un programa especial de MEDITACIÓN para que aprendas poco a poco a calmar tu mente y puedas empezar a descubrir esta práctica tan beneficiosa. Suscríbete a Entrena Virtual y disfruta de 5 días GRATIS con acceso a toda la plataforma.

Sigue leyendo sobre Cuerpo y mente

La importancia de la rutina para un mayor bienestar

Es frecuente asociar el término «rutina» a una connotación negativa, de monotonía o aburrimiento. No obstante, esta es una herramienta muy útil por muchos motivos que hoy vamos a contarte. ¿Lo básico? Construir una a medida, que sea satisfactoria, personalizada y...

El secreto del éxito está en la actitud, ¡sin excusas!

Si alguna vez te has planteado un objetivo y a día de hoy todavía te lamentas por no haberlo logrado, deja de hacerlo. No hay una única oportunidad para conseguir aquello que de verdad queremos, pues cada error es un nuevo aprendizaje que, lejos de hacernos fracasar,...

Yoga para mejorar la concentración

En la actualidad, está muy normalizado vivir con cierto nivel de estrés mantenido en el tiempo. Un elevado porcentaje de la población vive como si no tuviera tiempo suficiente para abarcar todo lo necesario, como si a la semana le faltaran días o al reloj horas. Esto...

Tu mejor tú