Principiante en el gimnasio, ¿por dónde empezar?

Dar el primer paso hacia un estilo de vida más saludable siempre es una buena decisión. No obstante, esto no hace que sea fácil. Para algunas personas resulta un verdadero reto introducir el hábito de entrenamiento y no solo por falta de voluntad. Es posible tener todas las ganas del mundo y que, sin embargo, sean la desconfianza y la inseguridad las que se impongan como una barrera aparentemente inquebrantable. El secreto es que, cuando se descubre que esta siempre se puede rebasar sin excepción, uno se vuelve más valiente y capaz de lograr el éxito. ¿Eres principiante en el gimnasio? ¡Te damos algunos tips que te pueden ser muy útiles!

Si has tomado la decisión de empezar a entrenar, ¡enhorabuena!, porque estás a punto de avanzar hacia una mejor versión de ti. Contar con una rutina de ejercicio físico no solo repercute en la parte estética, también en el bienestar mental, en el estado de salud general y, por supuesto, en la calidad de vida. Más fuerza, resistencia, energía, agilidad, flexibilidad… es lo que experimentarás si dispones de un plan de entrenamiento completo.

Ahora bien, hay muchas formas de mantenerse en forma en función de tus circunstancias personales. Hay quien prefiere hacerlo en casa porque le resulta más cómodo y efectivo, y quien elige ir a un gimnasio para desconectar y encontrarse con otras personas. Sea cual sea tu elección, especialmente si acudes a un gimnasio por primera vez, puede ocurrir que sientas falta de seguridad y temas no saber desenvolverte en un entorno hasta el momento desconocido. Pero, calma, porque si esto te ocurre hoy vamos a darte algunos tips que te ayudarán a afrontar la experiencia sin contratiempos.

principiante gimnasio

Tips si eres principiante en el gimnasio

Vamos con algunas recomendaciones si estás a punto de empezar a introducir el hábito de entrenamiento y eres principiante en el gimnasio:

Disfruta tu posición de principiante

Tal vez creas que no es posible disfrutar de ser principiante, pues seguramente te encantaría dominar cada máquina, la técnica de todos los ejercicios y saber programarte un plan de entrenamiento nivel experto. Pero lo cierto es que poner el foco de atención en lo positivo es más más gratificante y constructivo. Piensa que todo el mundo ha pasado por tu situación, que si sigues tu propósito con constancia aprenderás progresivamente y más pronto de lo que crees te sentirás más cómodo y familiarizado con la experiencia del gimnasio.

Pensar lo que estamos a punto de conseguir, sentirnos orgullosos de haber tomado la decisión de cuidarnos y entender que nuestra salud se va a ver tan reforzada debe pesar mucho más que el temor a hacer algo mal.

Nadie te está mirando, ¡olvídate!

Cuando nos sentimos inseguros y hay gente alrededor, podemos percibir algunos comportamientos de una forma sesgada. Es posible que sintamos que no estamos haciendo las cosas bien, que nos están mirando, incluso que hacemos el ridículo. Pero créenos, la mayoría de las veces esto no es verdad. La gente va al gimnasio a entrenar y a centrarse en su progresión, no a mirar al resto de personas y juzgarlas. Muestra comprensión hacia ti y no seas el primero que te juzgue, porque en ocasiones podemos llegar a ser nuestros peores enemigos.

Y, bueno… si por casualidad se diera el caso de que alguien juzgara tu trabajo, no tienes más que pensar que el problema lo tiene la persona que juzga, no tú.

Entiende que es un proceso

El mejor consejo que podemos darte es que vayas poco a poco y no tengas prisa, ni por ver cambios en tu cuerpo ni por coger mucho peso; tampoco por tener un estilazo ni por dominar todas las máquinas que encuentres. Disfruta del proceso y verás que las cosas van rodadas. Lo que rodea al estilo de vida saludable, ya sea en el ámbito de la nutrición, del entrenamiento, del descanso, etc., es tan gratificante, que cada segundo merecerá la pena. No tengas prisa, preocúpate por aprender y crecer a diario.

Busca orientación: Entrena Virtual

Una vez te has situado con orgullo en tu papel de principiante, has entendido que a veces puedes llegar a ser tu peor juez y has comprendido que los avances deben ser progresivos, ¡es hora de tomar decisiones! Estas pautas te ayudarán mucho, pero es importante disponer de una orientación y esta se puede conseguir de varias formas. Aquí te dejamos algunas alternativas:

  • Asegúrate de que en el gimnasio hay personal al que puedas consultar todo aquello que te genere dudas. Es importante que obtengas respuestas cuando algo te genere curiosidad.
  • Cuenta con los servicios de un entrenador personal que lleve tu caso de manera personalizada.
  • Suscríbete a Entrena Virtual y empieza a formar parte de la familia fit más entregada, motivadora y unida. Claro que la plataforma es excelente para entrenar en casa, pero también lo es para entrenar en el gimnasio. Encontrarás rutinas para el gym, para asegurarte de que trabajas todos los grupos musculares, aprenderás a utilizar las máquinas, encontrarás programas donde perfeccionar la técnica, sesiones de estiramientos… ¡y mucho más! Porque Entrena Virtual va contigo allá donde vayas, si eres principiante en el gimnasio, cuenta con nosotros y no te sientas solo. ¡Te esperamos!
Sigue leyendo sobre Consejos

No cometas estos errores al entrenar en casa

En Entrena Virtual conocemos de primera mano las ventajas de entrenar en casa o en cualquier lugar que sea cómodo para ti. Esta es, de hecho, la base del proyecto que nos conforma. Defendemos con total convicción que entrenar es para todos, con independencia de las...

Entrenar en el embarazo

El embarazo es una etapa muy especial para la mujer. Afrontarlo con el mayor conocimiento sobre determinados temas puede ser muy útil, no solo para promover el adecuado desarrollo del bebé, sino para sentirnos mejor a lo largo del proceso. Y es que el cuerpo va a ir...

Consejos para desarrollar la musculatura más rápido

Hay deferentes motivos por lo que las personas deciden empezar a entrenar y perseverar en este importante hábito: proteger la salud, mejorar alguna patología una vez ha aparecido, liberar tensiones y reducir estrés, alcanzar un peso adecuado, mejorar la forma física,...

Tu mejor tú